El Sindicato de Trabajadores Judiciales de Rio Negro (SITRAJUR) manifiesta su más profunda preocupación ante el posible archivo la causa caratulada como “Capretti, Aldo Enrique s/vejaciones”.

 

La causa se inició como consecuencia de la irregular e ilegal detención del dirigente de ATE Aldo Capretti, la que se produce como represalia a la manifestación que realizó frente a la legislatura ante el tratamiento del mega endeudamiento del Plan Castello.

 

Resulta muy llamativa la peligrosa selectividad del Ministerio Público respecto de lo que considera un hecho relevante para investigar. Archivar la causa en la que Capretti es denunciante implica claramente que al Poder Judicial no le interesa investigar a los funcionarios públicos y sí a quienes les reclaman y se manifiestan.

 

Sólo así se puede explicar que los compañeros sigan sometidos a proceso, mientras que quienes los vejaron están en las visperas de quedar impunes.

 

Gran daño le generan a las instituciones y a la democracia cuando pretenden manejar al Poder Judicial para que sea el disciplinador social, como cuando desde el ejecutivo se presiona para que los dirigentes tengan imputaciones exageradas e irreales para tratar de justificar su detención.

 

Fue en ese marco, que el compañero Aldo Capretti, fue sacado de su hogar y privado ilegalmente de su libertad por agentes de civil sin identificación alguna, sin saber cuál era su paradero real durante varias horas. Es inadmisible, como respuesta de esta justicia cuestionada por donde se la mire, y sin siquiera haber citado a declarar a los testigos mencionados en la presentación, se genere un proceso de negación y naturalización de un hecho gravísimo.

 

Por ello exigimos al poder Judicial que no archive la denuncia efectuada por Capretti y que avance en la investigación del hecho hasta que los responsables de esta ilegalidad tengan la sanción que les corresponde.

 

Comisión Directiva SITRAJUR

GENERAL ROCA, 29/08/2017